Dos luces entre sombras



Me hacen regresar constantemente de los abismos en los que caigo. Siempre están ahí posando con su inocencia y dejándose  retratar.

Con clásicas poses, retrato el eterno estándar de la belleza en un estudio de luces, para que dentro de la modernidad que nos azota, volvamos a mostrar lo que nos enseñaron nuestros maestros.