Riure


Ni poniendo cara de malo, un niño es un niño y su risa siempre provoca una contagiable sonrisa que te acompaña el resto del día.

 Buen día tenga usted caballero.